Testigos de Jehová: un año sin tocar puertas

Un año de formas alternativas de predicación no ha detenido a los testigos de Jehová de disfrutar de éxito en el ministerio.

Testigos de Jehová: un año sin tocar puertas

La pandemia por el coronavirus ha creado una ‘nueva normalidad’ alrededor del mundo y las personas han tenido que adaptarse a ello. Los Testigos de Jehová no han sido la excepción. Ha pasado un año desde que alrededor del mundo ajustaron sus métodos característicos de compartir el consuelo y la esperanza de las escrituras. 

En marzo del 2020, los cerca de 1,3 millones de testigos en los Estados Unidos suspendieron su ministerio público de casa en casa y trasladaron las reuniones a videoconferencia. Robert Hendriks, portavoz nacional de los testigos de Jehová indicó que esta decisión es basada en dos principios: Respeto y amor al prójimo

“Seguimos siendo testigos y, como tal, debemos dar testimonio acerca de nuestra fe. Así que era inevitable que encontráramos una manera de continuar nuestra labor”

Robert Hendriks

Terri Whitmore, un testigo de Jehová de Minnesota dijo que, ahora se sienta en la mesa de su comedor, toma té caliente y llama a la gente en su teléfono celular para compartir el mismo mensaje. Sus temas “de preferencia” para conversar con sus vecinos son COVID-19, disturbios civiles y el gobierno. 

Le puede interesar: Hallar una “perla muy valiosa” en un mar de problemas pandémicos

Cerca de 51.000 personas en los Estados Unidos solicitaron que un testigo los contactara, ya sea a través de una congregación local o por medio de jw.org, el sitio web oficial de la organización. Desde el brote, los testigos han dado seguimiento a estas solicitudes a través de cartas y llamadas telefónicas en lugar de visitas en persona.

“Nuestro amor por nuestros vecinos es más fuerte que nunca. De hecho, creo que nos hemos necesitado más que nunca. Estamos descubriendo que las personas están perplejas, estresadas y sintiéndose aisladas. Nuestro trabajo ha ayudado a muchos a recuperar una sensación de estabilidad, incluso la normalidad, en un momento de mucha inestabilidad”, dijo Hendriks.

Llamadas telefónicas 

Hace unos 30 años que Bob Chapman y su esposa Bonita llegaron a Granada como misioneros deseosos de compartir con tantas personas como fuera posible el mensaje de la Palabra de Dios. Cuando llegó la pandemia todos estos métodos para compartir el mensaje de la Palabra de Dios con las personas que mostraban interés se detuvieron.

Bonita explica con emoción que contactar a las personas por teléfono ha resultado ser un gran deleite y ha probado ser muy exitoso. Ella mencionó: “Ahora he podido hablar con más personas que cuando iba de casa en casa. Es tan emocionante encontrar tanta gente dispuesta a escuchar y queriendo tomar un curso bíblico por teléfono”.

Cartas

En las zonas rurales de Salina, Kansas, donde los campos de trigo y maíz se extienden por acres, la familia Milbradt a veces conduce millas de una casa a la siguiente para llegar a sus vecinos. Ahora, en lugar de comprar gasolina para llenar su vehículo para el ministerio, usan su dinero en papel, sobres, sellos y lápices de colores.   

Él y su esposa Jenny, ayudan a sus hijos Colton de 8 años y Benjamín de 6 años a escribir cartas a autores de libros infantiles, a la policía local y a los trabajadores del hospital.

Una carta que Benjamín envió a las enfermeras de un centro de salud regional incluía una cita de la profecía bíblica de Isaías 33:24 cuando en el futuro nadie dirá: “Estoy enfermo”. La secretaria de publicidad del centro respondió a Benjamín, informándole que ella escaneó y envió su carta por correo electrónico a 2.000 empleados. “Hizo sonreír a tanta gente”, dijo. 

Mensajes de Texto

Los testigos también han hecho un esfuerzo concertado para contactar a amigos y familiares lejanos, a veces enviando enlaces por medio de mensajes de texto de artículos basados en la Biblia en jw.org que tratan temas oportunos, como el aislamiento, la depresión y cómo vencer la fatiga pandémica.

Para obtener más información sobre las actividades de los testigos de Jehová, visite su sitio web jw.org, con contenido disponible en más de 1.000 idiomas.

%d bloggers like this: