Por qué volar está a punto de ser mucho más caro

Pareciera ser que el COVID-19, entre los tantos impactos que está dejando, vino a destruir el modelo de las aerolíneas de bajo costo, las tarifas reducidas y por ende, los vuelos baratos.

La industria de las aerolíneas está pasando por el peor momento de su historia, registrando cientos de miles de millones de dólares en pérdidas y cada vez más empresas declarandose en quiebra. Por si esto fuera poco, los expertos predicen que las nuevas y costosas medidas de seguridad conducirán a la desaparición de las aerolíneas pequeñas y a un salto significativo en los precios de los boletos.

La estrategia que hizo que el vuelo fuera asequible para las masas fue simple: meter a la mayor cantidad de personas posible en un avión y lograr que ese avión regrese de la misma manera en el menor tiempo, el distanciamiento social pondrá fin a eso. Y eso significa muchos menos pasajeros en aviones que además necesitarán desinfectarse durante horas antes de volver a cargarlos.

La cantidad de asientos en aviones comerciales podría caer al 50 o 60 por ciento de las configuraciones actuales, y las aerolíneas tendrán que aumentar los precios para que los vuelos sean viables.

Los gobiernos seguramente ayudarán a algunas aerolíneas a superar la crisis, especialmente dado el papel vital que están desempeñando actualmente como transportistas de carga y personal de emergencia. Pero es difícil creer que los gobiernos los rescaten a todos porque eso sería una cantidad masiva de dinero.

Así que se suponeo que veremos una competencia marcadamente menor, lo que significaría que las tarifas aéreas tendrían que aumentar.

No obstante todas esas medidas, la pandemia probablemente ha propagado el miedo a volar a través de la población que podría obstaculizar la industria de las aerolíneas durante décadas.

Fuente: Businessintriper

A %d blogueros les gusta esto: