Mientras millones están encerrados, Wuhan celebra el nuevo año con entusiasmo y sin mirar atrás

Mientras millones están encerrados, Wuhan celebra el nuevo año con entusiasmo y sin mirar atrás

La ciudad que fue epicentro de la pandemia que azota al mundo vive casi en normalidad. Por eso sus ciudadanos esperaron en las calles al 2021, muchos sin tapabocas.

Un año después de que China comunicase a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la detección de una rara neumonía en la ciudad de Wuhan , la ciudad del centro del gigante asiático hace casi vida normal y sus residentes se preparan para dejar atrás su año más duro.

En las últimas horas del año, una pareja se hace fotos de boda frente al río Yantsé mientras decenas de personas toman el ferry al salir del trabajo y, por la noche, una sala de conciertos está abarrotada de jóvenes.

En el barrio de Luxiang, donde se ubican varias facultades como la de Ciencia y Tecnología, unas 300 personas llenan la sala Vox para escuchar a un grupo local, Happy Wheel, que mezcla rock y música electrónica para disfrute de los espectadores, la mayoría de ellos adolescentes y estudiantes universitarios.

Algunos llevan mascarilla, otros deciden no ponérsela: “No hay casos ya en Wuhan, no hace falta. Pero mucha gente la lleva por precaución, porque si algo nos ha enseñado el virus es que no te puedes confiar. En Wuhan no queremos volver a meter la pata”, dice Xue, uno de los jóvenes que asisten al concierto.

Xue explica que un reciente estudio del Centro de Control de Enfermedades (CDC) del país asiático, según el cual el 4,4 % de los wuhaneses presentan anticuerpos del coronavirus, refleja que, “teniendo en cuenta que Wuhan tiene 11 millones de habitantes, supondría que medio millón se infectó”.

“Eso es diez veces la cifra oficial. No te puedes confiar”, dice.

%d bloggers like this: