Los chilenos le dijeron adiós a la Constitución heredada de Pinochet

INTERNACIONAL | Chile es el único país del mundo en el que el agua es privada, es decir, las empresas son literalmente propietarias de este recurso, cuyo uso es reconocido internacionalmente como un derecho de vida. Sin embargo, esa realidad y otras tantas que son sustentadas por la Constitución de Chile quedarán en el pasado. Los chilenos votaron sí al cambio de la Constitución redactada en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El voto a favor de cambiar la Constitución lideraba ampliamente, hasta altas horas de la noche de este domingo, con un 78 por ciento, el recuento de la emocionante jornada electoral, según resultados oficiales parciales con más del 60 por ciento de los votos escrutados.

El plebiscito ha estado marcado por la posibilidad de cambios que abre este inédito proceso electoral, decidido tras un amplio acuerdo político alcanzado en noviembre del año pasado, casi un mes después del inicio, el 18 de octubre de 2019, de las protestas sociales y enfrentamientos violentos con la Policía tras el alza en la tarifa del metro de Santiago.

EL Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: