INTERNACIONAL: Italia reabre comercios y restaurantes y permite movimiento en la región.

En Italia desde hoy se permite abrir casi todos los comercios, las playas, restaurantes, hoteles peluquerías y centros de belleza y el libre movimiento en la región sin limitaciones.

El Gobierno italiano llegó durante el fin de semana a un acuerdo con las regiones para reabrir casi completamente las actividades comerciales del país y serán ahora los presidentes regionales los que decidirán y tendrán la responsabilidad de las aperturas.

Desde el 25 de mayo se abrirán gimnasios, centros deportivos y piscinas y desde el 15 de junio.

Por el momento, algunas regiones como Lombardía, Piamonte y Campania han retrasado las aperturas de restaurantes para permitir a los propietarios de adecuarse a las medidas requeridas.

A partir de hoy, los movimientos de personas dentro del territorio de la misma región no estarán sujetos a ninguna limitación y por lo tanto se puede ir a las segundas residencias si se encuentra en la región de residencia o visitar a amigos.

Hasta el 2 de junio de 2020, los viajes con medios de transporte públicos y privados están prohibidos en una región diferente de la que se encuentra actualmente, así como aquellos de y para el extranjero, excepto por necesidades de trabajo comprobadas, de absoluta urgencia o por razones de salud.

Se podrá volver a ir al restaurante guardando la distancia de un metro entre los clientes o colocando barreras separadoras y con el uso de una máscara al levantarse de la mesa, sin menús de papel y con la necesidad de reservar.

Se permite el consumo en el mostrador “solo si se puede garantizar la distancia interpersonal de al menos un metro entre los clientes” y se prohíbe la comida a bufé.

En la playa también será obligatorio un metro de distancia entre las personas, mientras que será de cinco metros entre las sombrillas en las playas privadas y se prohíben los juegos y deportes en grupo.

En el sector de la belleza, como servicios de peluquería y estética, los clientes sólo podrán ser atendidos bajo cita y será obligatorio uso de mascarillas y guantes y al menos 1 metro de separación entre los clientes.

En las tiendas de ropa y otros productos será necesario que los clientes lleven guantes y mascarillas, pero no será obligatorio desinfectar después.

Las sanciones para las personas que violen las reglas van de 400 a 3.000 euros y el cierre de 5 a 30 días para los comercios que no respeten las disposiciones.

EFE

A %d blogueros les gusta esto: