INTERNACIONAL: Crece el número de víctimas: Ya son 15 los fallecidos por la explosión en Colombia

El último reporte oficial de las autoridades indica que ya son 15 las personas muertas por las quemaduras que sufrieron en el incendio de un camión a un costado de la vía Ciénaga-Barranquilla, a la altura del corregimiento de Tasajera, Magdalena.

En el transcurso de este martes, se fueron presentando nuevos decesos hasta completar un total de ocho, que se suman a los siete que quedaron calcinados en el sitio del incendio de un camión que transportaba gasolina.

Las personas que murieron en centros asistenciales en el transcurso de este martes fueron: Carlos Ariza; James Carbonó Mendoza; José Galindo Gutiérrez; Yoiner Pacheco Viloria; José Luis Castillo; Galdino José Gutiérrez Gómez; David Carranza Ariza y Adolfo León Carranza.

Los desaparecidos y quienes se presumen murieron calcinados en el sitio del siniestro son: Juan Carlos Robles Maldonado; Eider Carranza Ariza; Eduardo Rafael González González; Raul Cantillo Cabello; Jorge Luis Guerrero Viloria; Ancy Ortiz Núñez y Raul Marín Herrera.

El gobernador Carlos Caicedo gestionó, con el Ministerio de Salud y la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), la llegada de un avión adecuado con camillas y cinco equipos de ventilación asistida, para el traslado de 10 heridos al Hospital Simón Bolívar de Bogotá.

“En este vuelo de la Fuerza Aérea que habíamos solicitado el lunes, y gracias a la coordinación efectiva que se hizo con el Ministerio de Salud, se trasladaron inicialmente 10 pacientes. Dos más van en un segundo vuelo”, expresó Caicedo.

En total serán remitidos 14 pacientes a Valledupar, 13 a Barranquilla y 12 a Bogotá. “Confiamos en que reciban todas las atenciones necesarias para salvar sus vidas”, dijo el mandatario.

Una vez terminada esta operación médica con el avión de la FAC, se coordinará con los familiares para que puedan viajar a acompañar a los heridos. Igualmente, la Gobernación reiteró el apoyo humanitario y psicosocial a los familiares de los fallecidos.
Drama de familiares

Las escenas que se viven en las afueras de las clínicas son desgarradoras. Mamás, papás y hermanos sufren por el estado crítico en el que permanecen sus seres queridos.

Las familias se aferran a un milagro que salve de la muerte a este grupo de heridos, que, en su mayoría, presenta quemaduras en el 80 y 90 por ciento del cuerpo.

Durante el traslado de los pacientes a otras ciudades, sus seres queridos lloraban desconsolados al no poder acompañarlos inmediatamente.

“No me dejen aquí sin mi hijo, yo quiero irme con él”, exclamaba en medio de gritos una madre que se negaba a quedarse en Santa Marta, mientras su hijo en estado de gravedad era conducido a Bogotá.

eltiempo.com

%d bloggers like this: