Hallar una “perla muy valiosa” en un mar de problemas pandémicos

Gabriel Vázquez, de Toa Baja, Puerto Rico, encontró una “perla muy valiosa” en un momento determinante, mientras todavía era un joven. Desde entonces, su vida nunca volvió a ser igual.

Al enfrentarse en la encrucijada de decidir qué haría con su vida, estuvo dispuesto a dejar una carrera prometedora como violinista y emprender un camino mucho más significativo mediante dedicar la mayor parte de su tiempo a ayudar a otros a acercarse más a Dios. Mientras que sigue amando la música, “nada se compara a la felicidad duradera de poder compartir las verdades acerca de Dios con otros” dijo Gabriel.

Pero Gabriel no es el único. En estos tiempos de pandemia, cuando muchos han perdido las cosas que consideraban de mayor valor en sus vidas, algunos han decidido hacer de lo espiritual su prioridad. Experimentan sentimientos similares a los del comerciante de la antigua parábola que encontró una perla tan valiosa, que vendió todo lo que tenía para poseerla.

“¿Ha encontrado usted una perla muy valiosa?”, es el tema de la conferencia virtual que se presentará mundialmente durante el mes de marzo, a la que los Testigos de Jehová están invitando a la comunidad Según narran los evangelios, Jesús relató la parabola de la perla muy valiosa para destacar el valor inspirador de la verdad sobre el Reino de Dios como la solución a los problemas de la humanidad.

Este programa gratuito con una duración de 30 minutos descifra el significado de la parábola, explica qué es el Reino de los cielos y cómo dicho conocimiento valioso puede ayudarnos a alcanzar paz y un sentido de seguridad aún hoy.

“En unas pocas semanas, la pandemia alteró completamente nuestras vidas y puso de rodillas a los sistemas económicos, educativos y sociales”, dijo Robert Hendricks, portavoz para los Estados Unidos de los Testigos de Jehová. “Lo que no ha cambiado es la espiritualidad y el efecto poderoso que tiene en la vida de la gente”.

Lo anterior resultó cierto para Kaya Madison, que fue criada como católica pero con el tiempo se convirtió en agnóstica, al no poder encontrar respuesta a las muchísimas preguntas que tenía sobre Dios. “Yo estaba realmente en un proceso de búsqueda espiritual”, dijo ella.

Al comienzo de la pandemia, un compañero de trabajo motivó a la estudiante de 23 años de la Universidad de San Diego, a leer un artículo sobre los cuatro jinetes del Apocalipsis en jw.org, el sitio oficial de los Testigos de Jehová. Como aspirante a escritora, con un gusto especial por los temas de mitología y magia, a Madison le pareció muy intrigante el relato de los jinetes, desde el electrizante caballo blanco con un jinete que lleva una corona hasta el caballo pálido y enfermizo montado por un esqueleto.

“Yo quería obtener las respuestas a mis preguntas”, dijo Madison, quien pronto empezó a estudiar la Biblia con los Testigos diariamente, por videoconferencia a las 8:00 a.m. Así, las profecías bíblicas cobraron vida, revelándole un futuro más brillante. “Ahora soy mucho más feliz de lo que había estado nunca en mi vida”, dice ella.

Madison se bautizó como Testigo de Jehová en agosto de 2020. Ahora en vez de escribir sobre mitos y magia, planifica escribir sobre un tema espiritual: la esperanza bíblica de un paraíso en la tierra.

Álex Maldonado también se percató de cómo la pandemia del COVID-19 hundió negocios y cuentas bancarias, haciendo pedazos el sentido de seguridad que tenían muchos.

Siendo estudiante universitario, comenzó a estudiar la Biblia y se dio cuenta rápidamente de los muchos beneficios espirituales que podría reportarle una vida en la que el voluntariado fuera su trabajo prioritario. Por esa razón fue que, a pesar de que se desempeñaba como gerente en un proyecto de construcción de envergadura, cuando se le presentó la oportunidad de apoyar y supervisar la obra de divulgación de las enseñanzas bíblicas, decidió dejar todo atrás.

“No había ninguna razón para decirle que no a Jehová”, explicó Álex. “Él se haría cargo de cualquier necesidad que pudiera surgir”.

Y Álex ha estado cosechando los beneficios desde entonces, pues disfruta de una vida plena y apacible junto a su esposa, en Vega Baja, Puerto Rico, donde residen, al tiempo que comparten con otros el mensaje consolador de la Biblia.

La disertación sobre la “perla muy valiosa” se presentará en fechas distintas, durante las primeras tres semanas de marzo por medio de las congregaciones locales de los Testigos de Jehová. Esto servirá como preludio a la observancia anual –el 27 de marzo de 2021- de la Conmemoración de la muerte de Jesús, evento para el cual los Testigos también están invitando a la comunidad.

“Invitamos a asistir a todo aquel que esté buscando paz, seguridad, consuelo y esperanza”, dijo Hendriks. “Esta conferencia especial y la Conmemoración de la muerte de Jesús le enseñarán a la gente cómo pueden obtener algo que no tiene precio, que hará que sus vidas sean mejores, no solo ahora, sino también en el futuro, inclusive, por toda la eternidad”.

Debido a la pandemia, las congregaciones de los Testigos de Jehová a través del mundo serán anfitriones de ambos eventos de manera virtual. No hay precio de entrada, ni hay que registrarse para participar.

Para más detalles de cómo poder asistir junto a la congregación de su localidad, pregunte a un Testigo de Jehová o visite la página en internet www.jw.org.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: