Colombia: “El paro nacional nos afectó más que la pandemia”

NOTICIA IMPACTO ARUBA

INTERNACIONAL – Según datos de la ANDI, en Colombia el paro nacional ha significado una pérdida de 13 a 14 billones de pesos (USD $3.500 millones), mientras que la pandemia generó pérdidas en las empresas por un equivalente de 64 billones de pesos (USD $17.300 millones).

Sin embargo, en el Valle del Cauca; la región cuya capital Cali ha sido el epicentro de las protestas, el paro significó un shock a la economía mayor que la pandemia.

“Como en el Valle tenemos mucha producción de alimentos, medicamentos y bienes de aseo y del hogar, y como mucha de la comida importada pasa por (el puerto de) Buenaventura (cerca a Cali), entonces nuestras industrias no pararon en pandemia, porque rápidamente fueron exceptuadas y pudieron operar”, expresa, Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali.

La entidad regional estima que los bloqueos en las carreteras, un polémico mecanismo de protesta, generaron afecciones en el 70% de las empresas del Valle; caídas en ventas para el 65%, cierres en un 10% y reducciones de nómina en el 26%.

“Durante la pandemia, a pesar de las pérdidas, el campo le cumplió a Colombia”, indico Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC). “Pero el Paro nos afectó más, porque los bloqueos cortaron los sistemas de distribución y pusieron en jaque a la seguridad alimentaria no solo del Valle, sino de todo el país”.

Cifras de la Policía estiman que en 40 días las protestas se han generado al menos 3.200 bloqueos en carreteras, en un país de compleja topografía que depende como pocos del transporte vehicular.

La SAC reporta que el paro generó la pérdida de 34 millones de litros de leche, 3 millones de pollos, 9.000 toneladas de trucha y 25.000 toneladas de aguacate, entre otros ejemplos.

Todos los empresarios y representantes consultados coinciden en que las élites pueden pagar más impuestos.

Aunque el recaudo fiscal del Estado colombiano (19,7% del PIB) es menor al promedio de la de la región (23% del PIB), la contribución de las empresas al mismo es mayor que el de otros países. La propuesta de los expertos es que, con carácter de urgencia, se cobren más impuestos a los individuos adinerados y se eliminen las exenciones y deducciones que favorecen a algunos sectores protegidos.

Una vez atendida la emergencia fiscal actual y superada la sensible coyuntura sociopolítica, coinciden, Colombia debería hacer una reforma tributaria estructural que promueva mayor competencia, reduzca los parafiscales, democratice las opciones de emprender y ataque la desigualdad a través de mecanismos progresivos de tributación.

%d bloggers like this: