El pan y los falsos mitos que le rodean

SALUD – «El futuro del pan está en su pasado», explica Gema Tineo, jefa de marketing en Panamar Panaderos, quien asegura que, ahora los clientes buscan «el buen pan, el que se hacía antes».

La masa madre es un fermento compuesto por harina y agua que mucho tiene que ver con la antigua manera de elaborar el pan y que, en la actualidad, está volviendo a ser demandada.

Colines vs pan tradicional

Que los colines y los biscotes engordan menos que el pan normal es otro de los falsos mitos, es más, a muchos de estos productos les añaden grasas, azúcares y otros ingredientes para mejorar su sabor, cosa que con el pan de barra no pasa.

El pan integral contiene casi las mismas calorías

La guerra entre el pan integral y el pan normal por ver cual de los dos tiene menos calorías tiene los días contados, puesto que la única diferencia entre uno y otro es la cantidad de fibra que contienen, teniendo un nivel de calorías muy similar.

El superior contenido en fibra y el bajo índice glucémico del integral ayuda a que se consiga sensación de saciedad comiendo menos pan, además de retrasar la sensación de hambre.

El pan no contiene colesterol

El colesterol, ese problema tan habitual en la sociedad actual, poco tiene que ver con ingerir o no ingerir este alimento. El pan tradicional tiene muy pocas grasas, y las que lleva, al ser de origen vegetal, no contienen colesterol.

Diferente es el caso del pan de molde, ya que aquí la cantidad de grasa suele aumentar debido a que se considera un alimento especial que, además de aportarle sabor, consigue que sea más jugoso.

La oferta es tan amplia que es fácil encontrar el que mejor se ajusta al gusto y a las necesidades de cada persona. Panes rústicos, de sabores, integrales, refinados, de centeno, sin gluten, sin sal, con frutos secos o con semillas, son solo algunas de las miles de variedades que existen, un alimento básico, noble y muy nutritivo que aun así, tratamos injustamente.

EFE

A %d blogueros les gusta esto: