«Desafío humano», el polémico ensayo en Reino Unido para infectar a gente saludable con covid-19 y así acelerar el desarrollo de una vacuna

CIENCIA | Si todavía no sabes qué son los hard seltzers, estate atento, porque es probable que pronto te salgan hasta en la sopa.

Son una bebida cuya principal composición es agua carbonatada saborizada y alcohol.

Sus fabricantes los venden como una especie de refrescos de baja graduación alcohólica -entre 3 y 5 grados- y baja proporción de calorías.

En Estados Unidos están de moda. Solo entre la primavera y el otoño de 2019, estas bebidas atrajeron a más de 7,5 millones de nuevos consumidores y generaron US$1.500 millones en ventas ese mismo año, según la consultora de datos Nielsen CGA, con sede en Estados Unidos.

Los estudios de desafío humano ofrecen una forma más rápida para ensayar vacunas porque no hay que esperar a que los pacientes se expongan a una enfermedad de manera natural.

Los investigadores primero aplicarían dosis controladas del virus de la pandemia para descubrir cuál sería la cantidad más pequeña que pudiera causar una infección de covid-19 en voluntarios entre los 18 y 30 años.

Estos conejillos de indias humanos, que serían infectados con el virus a través de la nariz y serían observados las 24 horas, presentan el menor riesgo de daño debido a su juventud y buen estado de salud.

Así, los científicos ensayarían en ellos la vacuna que desarrollan para ver si previene la infección.

«Mi equipo ha realizado estudios de desafío humano de manera segura con otros virus respiratorios por más de 10 años. Ningún estudio es completamente libre de riesgo, pero los colegas del Programa de Desafío Humano estarán esmerándose para asegurarse de que los riesgos sean lo menos riesgosos posible», explicó el director de la investigación, doctor Chris Chiu, del Imperial College en Londres.

El profesor Peter Openshaw, otro investigador del programa y director del Consorcio de Desafío Humano, dijo que el infectar voluntarios a propósito con un patógeno humano identificado «nunca se toma a la ligera».

Aseguró, sin embargo, que este tipo de estudios eran inmensamente informativos.

«Es realmente vital que procedamos lo más rápido posible hacia la consecución de vacunas efectivas y otros tratamientos para la covid-19».

Cientos de vacunas contra la covid-19 están siendo desarrolladas en todo el mundo y varias de las más avanzadas ya se encuentran en la fase final de ensayos, incluyendo la de la Universidad de Oxford.

Mientras que algunas de estas podrían obtener resultados y empezar a aplicarse antes de que el nuevo estudio tenga oportunidad de iniciar, los investigadores afirman que su trabajo continuaría siendo útil para realizar estudios comparativos y saber qué vacuna funciona mejor.

Los expertos dicen que probablemente se necesitarán varias vacunas diferentes, así como tratamientos efectivos, para derrotar a la covid. Las vacunas y tratamientos también tendrán que ponerse a prueba en la poblaciones que corren más riesgo, entre ellas los ancianos.

La primera etapa del proyecto de desafío humano la pondrá en marcha una asociación entre el Imperial College de Londres, una unidad de investigación especializada y segura del hospital Royal Free de Londres y una compañía llamada hVIVO.

Tras ser expuestos a la covid-19, los jóvenes voluntarios tendrán que permanecer en una instalación biosegura [que sigue estrictos protocolos de control de agentes biológicos] hasta que ya no estén infectados.

Recibirán un reembolso financiero por su tiempo y serán monitoreados durante más de un año después de su participación en el estudio para controlar cualquier efecto secundario.

Fuente: BBC

A %d blogueros les gusta esto: