Congreso de Perú decide este viernes si destituye o no al presidente Martín Vizcarra

INTERNACIONAL – El presidente Martín Vizcarra afronta este viernes un juicio político que puede sacarlo del poder, en el marco de una crisis que mantiene al país en la incertidumbre en medio de la pandemia.

Martín Vizcarra corre el riesgo de ser cesado por el Congreso, a diez meses del fin de su periodo. Quedó contra las cuerdas al ser acusado de instar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre los contratos de un cantante, según unos audios filtrados. Esto llevó al Congreso a abrirle un juicio de destitución por «incapacidad moral».

Si es cesado, tomará las riendas del país el jefe del Congreso, Manuel Merino, un político de bajo perfil casi desconocido para los peruanos, tal como Vizcarra cuando juró como presidente el 23 de marzo de 2018, en medio de otra crisis política.

Debate y votación

El presidente no ha confirmado si acudirá al Congreso a defenderse personalmente, pero designó al abogado Roberto Pereira como defensor.

La sesión plenaria que decidirá su futuro fue citada para las 9:00 a.m. (hora local), una semana después de que el Parlamento aprobara sentarlo en el banquillo por 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones.

Tras los descargos, los legisladores sostendrán un debate antes de votar si sacan o no de la Presidencia al ingeniero de 57 años, sin lazos con la élite política y económica limeña.

Aunque los medios afirman que sus enemigos no cuentan con los 87 votos necesarios para destituirlo, nadie puede anticipar el resultado del juicio político, pues prácticamente ningún partido votará en bloque.

En esta pugna no hay diferencias ideológicas, pues tanto el mandatario como la mayoría parlamentaria son de centroderecha, y tampoco está en discusión el manejo de los grandes problemas de Perú: la pandemia y la recesión.

Vizcarra, quien carece de partido y de bancada, dijo el jueves que seguía «trabajando» a pesar de la incertidumbre sobre su futuro, porque «Perú no puede detenerse así tenga cuestiones políticas».

El mandatario afirmó que existe un «complot contra la democracia» y que se metió en este embrollo por la «traición de alguien» de su «entorno cercano», en alusión a la asistente que lo grabó subrepticiamente en su despacho.

NoticiasRCN

A %d blogueros les gusta esto: