Armenia y Azerbaiyán, dispuestos a seguir en guerra

INTERNACIONAL – Armenia consideró el miércoles que es prematuro pensar en negociar con Azerbaiyán con una mediación rusa, en el cuarto día de intensos combates en Nagorno Karabaj, enclave separatista armenio en territorio azerbaiyano apoyado por Ereván.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, cerró la puerta a unas negociaciones inmediatas, horas después de un voto unánime del Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a las hostilidades y “retomar cuanto antes negociaciones constructivas”.

«No es apropiado hablar de una cumbre Armenia – Azerbaiyán – Rusia, en un momento en que hay intensos combates», dijo a la prensa rusa, según la agencia oficial de noticias Interfax, considerando que «para que haya negociaciones es necesario una atmósfera y condiciones adecuadas».

Rusia, potencia regional del Cáucaso del Sur, mantiene relaciones cordiales con Armenia y Azerbaiyán, ambas antiguas repúblicas soviéticas. Ereván forma parte de una alianza militar dominada por Moscú, que suministra armas a los dos bandos.

El Kremlin, que reclama el cese inmediato de los combates, los más graves desde 2016, dijo estar dispuesto a una mediación, en una región muy inestable que podría verse sacudida de lleno si estalla una guerra abierta entre Bakú y Ereván.

Rusia, Francia y Estados Unidos son los tres mediadores en el conflicto dentro del llamado Grupo de Minsk que, desde 1992, no ha conseguido encontrar una solución durable en Nagorno Karabaj, un territorio que se autoproclamó independiente de Azerbaiyán con el apoyo de Armenia. Una guerra a principios de los años 1990 causó 30.000 muertos.

Según los balances oficiales, probablemente parciales, los enfrentamientos que estallaron el domingo dejaron 98 muertos, entre ellos 81 combatientes separatistas y 17 civiles de ambos bandos.

Azerbaiyán no comunicó ninguna pérdida militar, y los dos campos se acusan de haber iniciado las hostilidades.

A %d blogueros les gusta esto: